Durante varios días, Madre Tierra Gaia ha estado recibiendo dosis de poderosa LUZ fotónica, ya que «Sus» placas tectónicas se han activado mediante inyecciones diarias de masa coronal, que también son ondas de plasma que proceden tanto del interior como del exterior de nuestro sistema solar conducidas a través del cosmos por corrientes de viento solar. Como ya se ha establecido, los niveles humanos de conciencia impulsan la energía cósmica.